Caso de Descompresión después de bucear por la noche en un pecio profundo

Historia de acuerdo al reporte del Buzo:

El Plan:

Estoy certificado como buzo avanzado de aguas abiertas (AOWD). El accidente ocurrió durante una inmersión a 45 metros de profundidad. En el momento de la inmersión, tenía 230 inmersiones registradas, a lo largo de tres años y medio. He tenido dos inmersiones anteriores hasta una profundidad de 41 metros.

Estaba haciendo una inmersión con otros dos buzos que ya tenían un plan de inmersión hecho con una semana de antelación. La inmersión de 45 metros iba a ser la única inmersión de la noche. Había buceado con este compañero (lo llamaremos Buddy uno) unas cuantas veces y era la primera vez con Buddy Dos.

Yo había buceado el sitio muchas veces, y a 41 metros de profundidad en el mismo lugar, pero a la luz del día. La visibilidad es generalmente buena en este sitio; 8-15 metros de visibilidad es normal. En esta inmersión teníamos una visibilidad de unos 8 metros. Como sería mi inmersión más profunda hasta la fecha, planeé mi gas cuidadosamente. Planeé tener un tanque de acero de 15 litros en mi espalda, con un tanque bailout adicional de 11 litros a 200 bar . Ambos compañeros tenían bibotellas de 12 litros.

Anteriormente sólo había usado la configuración con bailout de 11 litros una vez. Normalmente buceo un 15L y un pony de 3L. Ocasionalmente un bailout de 7L.

Planeé mi gas, mi consumo, y el cambio de cilindros. Todo estaba escrito en una tablilla de muñeca para poder saber si me empezaba a quedar corto durante la inmersión.

Pensé que como era mi primera inmersión nocturna en el sitio, y también mi inmersión más profunda hasta la fecha, no debía llevar la cámara que normalmente llevo. Sin embargo, el día de la inmersión con la tentación del pecio en la oscuridad con buena vista fué demasiado, así que tomé el equipo de cámara y lo llevé conmigo.

El briefing de la inmersión lo hicimos en la cafetería local. Se acordó que los otros dos buceadores irían a un pequeño barco de crucero a 47 metros y que si yo no me sentía cómodo, me quedaría encima, entre 43-45 metros.

El tiempo total de inmersión sería de 1 hora y 8 minutos.

Después de alrededor de un minuto a 47 metros de profundidad, ascenderíamos al siguiente naufragio, un helicóptero situado a 24 metros, a lo largo de varios otros naufragios a 20 metros, y finalmente ascenderíamos a poca profundidad para hacer alrededor de 10 minutos de DECO y la parada de seguridad por la pared de la cantera. Esta sería mi primera inmersión de descompresión.

El Buceo:

La inmersión comenzó bien, con un corto tramo de tres minutos hasta 15 metros, luego sobre un borde, descendiendo a 47 metros; alcanzando 47 metros a los 6 minutos. Llegué hasta los 47 metros y puse mi mano en la parte superior del pecio. Tomé algunas fotos. De repente sentí un entumecimiento, y un hormigueo en los labios, y luego una visión de túnel que se cerraba.

image

Nunca tuve narcosis en una inmersión, pero la reconocí inmediatamente. Sabía que esta podía ser una situación muy peligrosa y necesitaba actuar rápido.

Tuve la necesidad de reducir la profundidad rápidamente para hacer que la narcosis desapareciera. Sin embargo, subí demasiado rápido. Pasé de largo por una parada profunda de 23,5m. Detuve el ascenso a 23 metros. Tiré el aire de mi chaleco tan rápido como pude para evitar un ascenso incontrolado, y así adquirí flotabilidad negativa, y bajé de nuevo a 35 metros. En este punto, todavía estaba narcotizado, con un elevado ritmo cardíaco. Además, estaba usando el aire muy rápido, y no quería accidentalmente entrar otra vez en un ascenso rápido.

Para tener un respaldo de seguridad tanto de flotabilidad como de aire, agarré y me aferré al chaleco de mi compañero Buddy Uno (me encontré con el cuando bajé de nuevo) para que pudiéramos ascender juntos. En este punto, mi lámpara se apagó a pesar de haber sido cargada completamente la noche anterior. No intenté sacar la de respaldo ya que una de las luces de mi equipo de vídeo estaba encendida, así que la usé hasta que la situación se estabilizara.

Era consciente de que tenía que cambiar de cilindro, de modo que aún tuviera aire de reserva en mi cilindro principal si tenía un fallo en el equipo. Bajo el estrés de la situación, todavía me las arreglé para comprobar mi manómetro, comprobé que el regulador funcionaba, e hice el cambio.

Lo que no sabía era que aunque estaba checando mi velocidad de ascenso, Buddy Uno estaba compensando la flotabilidad de ambos. Cuando ascendimos demasiado (más de 10 metros), solté a Buddy Uno para poder bajar a una profundidad más segura. Debido a que Buddy Uno tenía suficiente aire para él y para vencer además mi flotabilidad negativa, subió sin control durante los últimos 10 metros y rompió la superficie. Esto significaba que pasó de 47 metros a la superficie en 4 minutos habiendo pasado de largo una obligación de descompresión.

Inmediatamente descendió de nuevo a donde nos encontrábamos yo y Buddy Dos a 24 metros.

Todos nos recompusimos y llegamos al naufragio del helicóptero, el segundo naufragio de acuerdo al plan de buceo original. En este punto, todo estaba en calma y bien. Comprobé mi presión y me quedaban 104 bar en el tanque de 15L con una obligación de descompresión de 8 minutos. Mi 11L tenía mucho aire ya que sólo lo había usado unos pocos minutos. Ya llevábamos 16 minutos de inmersión. Estaba bien y tranquilo, y ya me encontraba en calma, tomé fotos de los otros dos en los naufragios. La inmersión continuó hasta el fuselaje del avión a 24 metros. Mi obligación de descompresión se había incrementado a 10 minutos. Volví al tanque de 15L a los 30 minutos de la inmersión cuando comenzamos a ascender.

Ascendimos a media agua en la oscuridad con la única referencia de la computadora. Habíamos usado más aire del previsto, así que no pudimos llegar hasta la pared de la cantera antes de que tuviéramos que ascender para la parada de descompresión. Llevé a cabo la parada obligatoria de 10 minutos. Luego mi computadora cambió a una parada opcional de 8 minutos.

En este punto, el tanque de 15L estaba a 30 bar. Cambié al de 11L. Permanecí en el tanque de 11L hasta el final de la inmersión. Mantener una profundidad entre 3 metros y 6 metros durante 17 minutos en la oscuridad del agua era muy difícil. Una vez subí hasta 2,9 metros. A menudo, caí por debajo de los 6 metros. Estaba aleteando mucho, añadiendo y descargando aire. Era difícil mantener el nivel con los cilindros ya positivos. Al final de la inmersión, a los 53 minutos, salí a la superficie con 30 bares en el 15L y 20 bares en el 11L, con todas las obligaciones de Deco de mi computadora de buceo, cumplidas.

Aunque la inmersión estuvo fuera de los planes durante gran parte de la misma, me las arreglé para controlar mi profundidad, el gas en dos cilindros y cuándo cambiar entre ellos; Me dí cuenta de cuándo estaba narcotizado y necesitaba disminuir la profundidad y reconocí y controlé los ascensos rápidos. El tiempo total de la inmersión fue de 53 minutos.

El Resultado:

La inmersión resultó en ligeros dolores en las articulaciones que se aparecieron en el viaje de regreso a casa. Llamé a la cámara hiperbárica a medianoche cuando llegué a casa. Me pidieron que viniera para el tratamiento a las 8:00 a.m. de la mañana siguiente ya que eran síntomas leves, no se requería la recompresión inmediata. Me trataron con la Tabla 62 a 18m en la cámara hiperbárica con una extensión. También, dos días después con una hora adicional 40 min de tratamiento hiperbárico a 14m. Esto resolvió el dolor de las articulaciones, y leves problemas de equilibrio consistentes con una leve Enfermedad de la descmpresión en el sistema nervioso central. No hubo síntomas duraderos. Buddy Uno y Buddy Dos no tuvieron síntomas.

En retrospectiva, había demasiados factores nuevos en esta inmersión. Bucear más allá de la profundidad de mi calificación sin entrenamiento. Hacer mi inmersión más profunda por la noche. Hacer una inmersión desafiante con equipo nuevo (el 11L), y la carga de tareas con la cámara, y compañeros desconocidos.

Fuente Divers Alert Network

2 Me gusta

Recreando el perfil reportado por el buzo, utilizando Subsurface podemos ver que con unos factores gradiente 30/75 el buzo que presentó enfermedad descompresiva justamente tocó el techo de DECO a los 7m después de un rápido ascenso. El compañero que no la presentó, cruzó este techo hasta salir a la superficie. Como siempre se ha dicho, la descompresión en el buceo no es una ciencia exacta.

En mi opinión lo que desencadenó el accidente fué una hipercapnia producida por la profundidad y el temor que tenía. Este temor se deja ver desde el plan de buceo, ya que tenían contemplado que si no se sentía cómodo se quedaría unos metros arriba. (¿¡solo!?)

Creo que probablemente comenzó a hacer respiraciones cortas y rápidas propias del miedo, nótese que recreando el buceo me sale que debió tener un CAS (Consumo de Aire en Superficie) mayor a los 28 lts /min !!! que el ascenso no controlado posterior y su evidente temor al sujetarse de su compañero son indicios que refuerzan mi creencia del terror en el buzo.

Lecciones:

  • Jamás presiones o fuerces una situación con un buzo que lo lleve más allá de donde se sienta cómodo.
  • Nunca intentar buceos al límite de tus capacidades usando equipo nuevo o desconocido.
  • Jamás intentes buceos con condiciones más allá de tus límites de noche.
  • Jamás intentes buceos en tus límites con compañeros que no conozcas al 100%.
3 Me gusta