¿Debes Hacer Paradas Profundas En tu Perfil de Descompresión?

Paradas Profundas:

La mayoría de las “modificaciones” que se han aplicado al enfoque tradicional Haldaniano resultan en la introducción de paradas iniciales mucho más profundas. Como resultado, el término “paradas profundas” se ha convertido en un término genérico para las paradas introducidas para evitar la formación de burbujas silenciosas, mientras se esté utilizando un modelo de gas disuelto. La forma más conocida de intoducir paradas profundas es el enfoque desarrollado por Ricardo Pyle y como resultado el término “paradas Pyle” se ha vuelto casi tan común como el de paradas profundas

La Experiencia de Payle:

Pyle es un buzo experimentado y biólogo marino. Específicamente él es un ictiólogo, aunque el se describe a sí mismo como un “nerd de los peces”. Pyle regularmente hace inmersiones a profundidades de 55-67 metros con el fin de estudiar y recoger ejemplares de las distintas especies de peces que viven en estas profundidades. Durante estas inmersiones Pyle notó que después de algunas de sus inmersiones se sentía super cansado y letárgico, una indicación clásica de EDC asimtomático y burbujas silenciosas, mientras que en otras inmersiones no tuvo tales síntomas. Se dió cuenta de que los síntomas estaban relacionados con la descompresión en lugar de sólo el esfuerzo físico de la inmersión ya que una inmersión a 60m por un tiempo total de una hora daría más sensación de cansancio que una inmersión de 4-6 horas a una profundidad mucho más baja.

Pyle trató de identificar los factores que separaban los buceos en los que se sentía bien de aquellos en los que se sentía demasiado cansado. Consideró toda una serie de factores, incluyendo los obvios, tales como la longitud de la inmersión, profundidad, corriente, niveles de hidratación, si se había mareado en la lancha, el tiempo extra añadido a la última parada de Deco, la temperatura del agua, lo bien que ha dormido la noche anterior, etc, así como factores menos obvios, tales como la claridad del agua, días o fechas del mes en el que las inmersiones se llevaron a cabo, etc.

Al buscar patrones en las inmersiones que no producían síntomas, eventualmente se dió cuenta de que el factor común era que en las inmersiones en las que estaba capturando especímenes de peces a profundidad, era mucho menos probable obtener signos de DCI asintomática que en las inmersiones en las que no se recogieron especímenes. Este fue un resultado sorprendente ya que inicialmente no parecía haber ninguna explicación de por qué estas inmersiones producirían menos síntomas. La principal diferencia en estas inmersiones era que, con el fin de evitar el daño a los peces por el gas en sus vejigas natatorias que se expandían al ascender, él usaba una jeringa hipodérmica para extraer el aire de sus vejigas natatorias durante el ascenso. La pausa en el ascenso requerido para llevar a cabo este procedimiento era generalmente mucho más profunda que su primer parada de descompresión prescrita, por ejemplo en una inmersión de 60 metros, la primera parada de descompresión sería generalmente alrededor de 15 metros, pero Pyle haría una pausa para quitar el aire de la vejiga natatoria alrededor de 38 metros. Así, cada vez que estaba recogiendo peces, su perfil de ascenso incluiría una parada adicional de 2-3 minutos mucho más profundo que la primera parada de descompresión requerida por el modelo tradicional de descompresión.

Usando un modelo tradicional de descompresión, este enfoque no tiene sentido ya que el modelo tradicional predice que al detenerse más profundamente no está proporcionando el gradiente máximo para eliminación de gas posible para desaturar los tejidos más rápidos y permite una carga adicional de gas en tejidos más lentos y saturados. Un modelo tradicional indicaría que estas paradas deben aumentar los síntomas sub clínicos de EDC en lugar de reducirlos.

A pesar de estar en desacuerdo con la teoría de la descompresión tradicional, Pyle concluyó que fueron estas ‘paradas profundas’ las que estaban reduciendo aquellos síntomas. Como resultado, empezó a incluir estas “paradas profundas”, en todas sus inmersiones profundas con una consecuente reducción de los síntomas de la ECD sub-clínica.
A través de un proceso empírico, Pyle desarrolló el siguiente proceso para el cálculo de paradas profundas.

Procedimiento Propuesto:

Los buzos que utilizan una computadora, veerán que la computadora recalcula las paradas de descompresión y puede añadir tiempo adicional de descompresión o aún paradas de descompresión adicionales. Esto puede incrementar el tiempo total de ascenso ya que muchas de las computadoras actuales utilizan un modelo neo-Haldaniano que penaliza el tiempo adicional pasado a profundidad durante las paradas profundas añadiento tiempo adicional de descompresión para tomar en cuenta la saturación adicional en profundidad. Este tiempo adicional se puede considerar como un margen adicional de seguridad.

Payle se enfrentó a un considerable escepticismo. No es sorprendente pues sus hallazgos contradicen la teoría de descompresión establecida. Sin embargo con la incorporación del modelo VPM (Modelo de Permeabilidad Variable) que también llama a hacer paradas mucho más profundas y aunque calculadas de una forma completamente distinta, genera paradas muy similares a las paradas profundas propuestas por Payle.

Investigación de la Divers Alert Network

image
con el fin de investigar los beneficios declarados de Las paradas Profundas, Divers Alert Network (DAN) realizó una serie de inmersiones para estudiar el impacto de las tasas de ascenso y las paradas profundas en la formación de burbujas. Una serie de inmersiones se llevaron a cabo a 25m durante 25 minutos seguidos, después de un intervalo de superficie de 3 horas y 30 minutos, por otra inmersión a 25m durante 20 minutos.

Las velocidades de ascenso de 18m, 10m y 3m se utilizaron en cada una de las inmersiones. Cada ascenso se combinó con un ascenso directo a la superficie, otro con una parada de seguridad tradicional de 5 minutos a 6m y finalmente una parada profunda de 5 minutos a 15m combinada con una parada de seguridad tradicional de 5 minutos a 6m.

La única excepción fue que un ascenso directo con una tasa de ascenso de 18m/minuto no se realizó ya que se consideró demasiado arriesgado. Después de cada inmersión se hizo una detección Doppler de burbujas para calcular un índice de burbujas (BSI) Para esa inmersión. Los resultados de la investigación muestran un beneficio en los casos de paradas profundas como se ve en la imagen siguiente.

image

Fuente:
Deco for Divers
Mark Powell

4 Me gusta

Oraleeeeee que interesante @Divert ¿ y por que si ya se dieron cuenta no hacen modificaciones a los algoritmos de la pc de buceo. ?

O se querrán llevar su necesedsd a la tumba jaja?

Estoy de acuerdo deberian adicionarlo a los perfiles de inmersion, aunque los ordenadores de buceo actuales dan la opción de incluir una parada profunda a parte de la parada de seguridad, además esto conllevaria a revisar nuevamente el consumo de aire de la inmersion.

Aquí les dejo un buen artículo sobre el tema:

"Clearing Up The Confusion About “Deep Stops:”

Deep-Stops.pdf (229,2 KB)

Super resumido:

El problema de las paradas profundas es que sigues cargando los “tejidos lentos”, mientras se desaturan los rápidos.

Sin embargo la conclusión no es no hacer paradas profundas!

El artículo introduce al final el uso de factores gradiente que permiten introducir las paradas profundas y al mismo tiempo extender las paradas someras para evitar el problema que se menciona arriba.

Hoy día las paradas profundas al estilo Pyle, que son las que comunmente se referencian por la etiqueta “paradas profundas” siguen cayendo fuera de gracia en lo a que a su apego se refiere, sobre todo po parte de los buceadores técnicos. No solamente no existen datos empíricos que las apoyen, sino que los pocos estudios que esperaban apuntalarlas, y apuntalar los modelos de dinámica de burbujas, han arrojado resultados que en general no las muestran como una solución, e incluso en ciertas circunstancias muy específicas arrojan peores resultados que los modelos de gas disuelto. Neil Pollock y Simon Mitchell, dos investigadores de gran renombre en ese campo, tienen varios artículos a este respecto.
Los únicos defensores asérrimos de las paradas profundas y los aloritmos de dinámica de burbujas son un famoso fabricante de computadoras de buceo (el mayor), una importante agencia certificadora que muchos consideramos en franco declive, sobre todo en lo que a buceo técnico se refiere, y sus distribuidores y vendedores.

2 Me gusta

Pero el peor problema con las paradas profundas no son las propias paradas profundas, sino la disminución de las paradas a poca profundidad que los algoritmos de dinámica de burbujas realizan.
La dinámica de burbujas, que como idea sin duda es muy buena, no modela los procesos por los que el organismo atraviesa durante la descompresión de mejor manera a la que los algoritmos de gas disuelto realiza.

Y para contestr la pregunta original: No, no realizo paradas profundas en mis buceadas con paradas de descompresión, ni en las que realice dentro de los límites de no descompresión.
Además siempre sugiero a mis alumnos que se deshagan de esas computadoras que las imponen (algunas de las cuales son de las más caras que se oueden conseguir).

1 me gusta

¿Qué computadoras son?

Si te la nombro vamos a armar polémica. Pero el nombre comienza con “S” y termina con “o”.
Pero en general, para buceadas más allá de las más básicas, aquellas computadoras con algoritmos basados en modelos de gas disuelto son las preferidas. Sobre todo las que combinan Bühlmann y factores de gradiente, por flexibilidad y libertad de elección (además de no poser código secreto).

1 me gusta

¡No podría estar mas de acuerdo!