Freediving...un universo desconocido

Freediving…

Casi todos en mayor o menor medida durante nuestra formación como buzos SCUBA hemos estado en contacto con esta disciplina del buceo que nos lleva a conocer nuestros límites: físicos y psicólogicos.

El freediving, buceo en apnea, apneismo, buceo a pulmón, “aguantar el aire” es probablemente la técnica más antigua dentro del submarinismo y que recientemente como humanidad (menos de 50 años) hemos comenzado a comprender en términos fisiológicos pero…¿que hay más allá de lo que el cuerpo nos brinda?¿Cuánto ayuda la mente y la meditación? ¿Cuánto nos permite desafiar nuestros límites…no solo bajo el agua, sino en tierra?

Todos, en mayor o menor medida, hemos Sido participes de esta actividad. Que me desmienta aquel que no ha intentado nadar más metros o sumergirse a nuevas profundidades sin equipo solo por el gusto de “ver quién es el más apto del equipo”, dando casi siempre una medalla inalcanzable a su destreza física, a su fortaleza o a su experiencia. ¿Quien no quisiera ser ese buzo? La respuesta es: TODOS!!

Pese a ser una rama muy antigua, es poco explorada de forma formal en algunos siglos de la humanidad, siendo casi anecdótica la enseñanza generación a generación entre pueblos marinos de recolectores de moluscos de profundidad: los viejos guerreros de las polinesias, las hermosas damas AMA en Japón o los antigüos pescadores del mediterraneo…pero, ¿que tanto podemos entrenarnos para ser como ellos? La respuesta cómo en todas las disciplinas depende más de un factor de constancia y amor al agua, que de talentos natos o heredados.

Así, los mayores apneistas de hoy en día como la familia Molchanov, Walief, Jaber, Guillaume Nery, Tubridge, Lemus, entre tantos héroes del submarinismo…todos han logrado llevar está disciplina a límites dónde la ciencia discute entre lo posible y la realidad. Hace no más de 80 años, se creía que el máximo límite eran los 30 metros hasta que la carrera entre Mayol vs Maiorca demostraron que nuestro conocimiento era limitado, siendo posteriormente retado cada nuevo límite por súper humanos como Pelizzari y Ferreiras.

Hoy, sabemos que esos límites aún están siendo retados día a día, pero no siempre en nombre de la ciencia…sino en nombre del amor al mar.

Poco a poco, entendemos la fisiología necesaria para desafiar esos límites…algo que todos llevamos dentro de forma innata pero que dejamos dormir durante la infancia. Reflejos, respuestas, cambios en el bazo, el hígado, los pulmones…todos y cada uno alcanzables para todos los interesados en el tema. Lo único que demandan: DISCIPLINA, AUTOCONOCIMIENTO Y HUMILDAD.

Este viaje en las entrañas del ser humano puede que solo haya empezado y nos haga entender a nuestro ser mas primitivo, el que estaba en el agua luchando contra los mitos y leyendas por hambre, riqueza o solo por demostrar que el mar es parte de nosotros.

Por eso amigues, compañeres y otros seres humanos pensantes…no deje de lado el buceo en apnea como una simple rama del buceo, sino como un camino que los haga conocer un poco más de ustedes mismos.

“Somos del mar y el mar es nuestro”
UABC - BC

Con cariño, mi primer post y siempre abierto a su crítica y enseñanza.

Jesús Rafael Rodríguez Jiménez
Amateur freediver
P. Vallarta based, Mexico

1 me gusta

Buenísimo post, gracias por la contribución!