Bailando con la Foca

Bailando con la Foca

Pues resulta que recordando a Jack Cousteau Quien decía que “la mejor forma de observar un pez es ser uno”, pues el sábado pasado después de dos inmersiones llevando a unos buzos en proceso de certificación para enseñarles las habilidades básicas de un primer curso. Pedí a mi amigo el instructor un buceo con tanques grandes, para disfrutar nosotros dos solos sin estar cuidando gente, así fue como comenzó nuestro tercer buceo del día…

Decidimos recorrer el canal del Pipo aunque sabíamos que por las condiciones de oleaje y la marejada que entraba era probable que recibiéramos una buena revolcada, lo único necesario sería doblar y contorsionar el cuerpo mientras el agua nos expulsara para no chocar con los erizos de las paredes del canal y por ser el 3er buceo mantenernos dentro de los límites de no descompresión (LND).

Nos sumergimos y navegamos sin problemas hasta el canal en donde logré cruzar sin mayor dificultad, justo cuando había pensado que había librado el canal, me agarra una corriente de esas que hacen sentir la aceleración bajo el agua como si estuviéramos en una montaña rusa. No tuve mas que aflojar el cuerpo y gritar de emoción mientras el aguan me llevaba por donde se le daba la gana. Después de haber sido disparado por el canal recompuse mi postura y vi atrás a mi compañero llegar sin mayor problema así que nos hicimos la señal de “Ok” y fuimos en busca de una roca profunda que alguna vez vimos de lejos y que por no dejar el grupo con que estábamos no pudimos ir a verla. Esta vez no se nos iba a escapar, dicho y hecho encontramos la roca y nos pasamos de frente con la ilusión de encontrar otra roca todavía más lejana.

Después de un rato y como no encontráramos otra roca pero ya íbamos a unos 30m y el límite de No deco (LND) andaba en unos 4 minutos (pues era el 3er buceo del día) decidimos regresar navegando hacia el norte a aguas menos profundas.

Cuando llegamos de regreso a unos cómodos 18m de profundidad nos salió al encuentro un lobo marino que como avión de combate pasaba junto a nosotros dando vueltas y piruetas, presumiendo la más espectacular agilidad e incomparable elegancia al moverse. Nos quedamos un rato más a verlo sin mayor problema ya que el LND ahora marcaba 12 minutos. Como la visibilidad era muy buena y todavía tenía más de 100 Bar y no quería terminar el buceo nos dirigimos hacia otra roca conocida como “El Submarino”, cuando de pronto siento un jalón en mi aleta, sabiendo que estábamos solos y que a mi compañero lo tenía en mi lado derecho, volteo y veo a una foca con cara de travesura siguiéndome muy de cerca.

Continuamos nuestro buceo y la foca nos siguió cada vez mas de cerca, como ya llevábamos unas 2 horas bajo el agua en total, ya tenía mucho frío pero en una de esas, la foca se puso frente a mí como unos 30 cms y con sus aletas ¡me tomó de las manos! nos quedamos unos segundos (no se cuando habrá sido) viéndonos fijamente a los ojos mientras yo dejé de respirar para no ahuyentarla con mis burbujas, 100 % de mi atención se centró en ella, pero eventualmente tuve que respirar de nuevo pero a ella no le importó en lo más mínimo, yo temblaba de frío y pude sentir la calidez de sus (“manos”) aletas.

Eso es una experiencia que no puedo describir con simples palabras, no importa cuanto frío sintiera figurativamente en ese momento me convertí en foca y la esperaba mientras ella subía a respirar y regresaba de nuevo a tomarme de las manos.

De vez en cuando el buceo nos regala experiencias únicas, y nunca sabes, y cuando menos lo esperas el mar te sorprende con algo increíble.


Por supuesto, como la Ley de Murphy lo exige, gasté la batería de mi cámara en los dos buceos anteriores grabando erizos y unos peces que ni salieron bien y ya no llevaba la cámara, por lo que pido disculpa ya que las imágenes que pongo pertenecen a otros buceos.

Sigamos buceando que no sabemos cuándo será la próxima vez que el mar nos vuelva a sorprender y nos cautive con su majestuosidad.

Ahora sé que si perteneciera a una tribu de indios del norte, mi nombre sería Baila con Focas
Me pregunto cómo se dirá eso en kiliwa, paipai o kumiai…

Felices Burbujas.

6 Me gusta

No se diga más, de ahora en adelante serás Baila con focas.

3 Me gusta

Jajajajaja bien dicho @escafandra jajajaja así será el nuevo apodado de @Divert el baila focas jajajaja me hiciste reír mucho jaja por que literal lo vi bailar con la foca abajo jaja y si fueron como unos 15 segundos los que estuvieron agarrados de las manos bailando con el va y ven de las corrientes de verdad fue mágico el momento pero calma @escafandra fue solo amor de verano jajaja

3 Me gusta

Por último lo mejor del buceo fueron los ojos saltones de felicidad y júbilo que no cabían dentro de @Divert al estar pasando una experiencia del 3er tipo con la bella foca platinada de verdad era bella esa foca como ningún otra que haya visto.

3 Me gusta